buy viagra


CBS 1977

 

 

Los Animales
Kiko Veneno

Me devora / mi miedo devorador / a ser devorado / por tu miedo devorador / a que te devore. / Me sigue devorando / mi miedo devorador / a ser devorado /por tu miedo devorador / a que te devore. / Me devora / el resplandor / de lirios de la noche.
La Muchachita
Kiko Veneno

Esta es la historia de una muchachita / de mejillas tiernas como galletitas, / bajo el pantalón se le notan las braguitas, / siempre va descalza por la arenita / aunque se le quemen las yemas de los pies, / y que cuando pasa ante un escaparate / mira de reojo su silueta de perfil. / Cuenta sus historias con la vocecita, / tiene mucho miedo de las lombricitas, / todavía cree que lo que se da no se quita, / pero cuando hace mucho sol empieza a dudar. / Nota que la miran unos muchachitos / no sabe si a ella o a su culito, / le dan muchos calores cuando vienen los olores, / pero nunca vuelve su cabeza para mirar.
(Canción Antinacionalista Zamorana)
Kiko Veneno

El calor me mata, / la lluvia me pervierte, / cuando nieva en Sevilla me gusta verte. / El humo me ciega, / las nubes me levantan, / y sólo me consuela / la virgen de la estampa. / Los dulces me atan, / el ruido me alimenta, / no me sirve el paraguas / cuando viene la tormenta. / Las moscas me pueden, / los gatos me hieren, / los niños me pintan / en las paredes. / Los guardias me advierten, / las monjas me arrugan, / me entran las ganas de mear / cuando sale la luna.
Los Delincuentes
Kiko Veneno

Me junto con toda clase de delincuentes / a veces comen en frío y otras en caliente / roban todos los días dos coches / uno por la mañana y otro por la noche / me es muy familiar su ternura / y la facilidad con que divisan la basura / al final me buscan una ruina / y me venden como una lata de sardinas. / Me son también conocidos los traficantes / los que llevan camino de doctores y los almirantes / llaman a las puertas de mi casa vendedores de cadenas y también de alhajas / yo por mi parte miro por el agujero / pero alguien tapa el cristalito con el dedo / mmm… he reconocido sus huellas / esta noche dormiré con Estrella. / Se me han olvidado todas las oraciones / los lamentos de los curas y predicadores / me miro en el espejo por las mañanas / y me asombro de tener aún la misma cara / pregunto quién es aquí el más fuerte / me estiro las orejas y me cuento los dientes / en los carteles van los importantes / este carro sólo lleva comediantes.
ESTRIBILLO Me quiero asegurar / que mi sombrero está bien roto y así los rayos / pueden entrar en mi cabeza. / Te quiero conquistar con el suave viento gratis y fresco / de mi abanico de cristal.
Aparta El Corazón De Las Mangueras
Kiko Veneno

Despoja tu mano de cenizas, manifiesta tu humildad originaria / límpiate el culo con papel de celofán, y danos a beber tu caldo / hazte bien la cama, reposa y suénate bien los mocos, / deléitanos con tu nariz, abierta de par en par. / No pises huevos, ¿no ves que nos vienen siguiendo?, / olvidamos a menudo a los que están en otra cosa / quisiéramos caminar por el puente y regar las palmeras del lado de allá / métete el dedo en el ombligo y asómbranos con tus legañas saludables / aparta el corazón de las mangueras, límpiate las gafas para conducir / nosotros no queremos absorberte, más bien acorralarte y aliviarnos. / Contabilizamos las corrientes de aire, nos oímos los unos a los otros / nos ocultamos de las aves rapaces, que nos buscan derecho a los ojos / agárrame por el hombro, ¿por qué no me acaricias? / pinta garabatos en mi frente y veme haciendo un hombre / cultiva todas tus artes, mientras esto siga rodando / extranjeros se fijarán en ti, dirán que el pañuelo es un mundo. / Incluso antes de hablarte ya nos habíamos abrazado / pero no supe si tus brazos eran de yeso o de barro / difunde tu aroma único y déjanos oler tu boca / yo me chupo con placer el dedo, protegiendo mis partes débiles / mis partes las débiles / mis partes más débiles. / Anotamos todas las fechas, adulamos a nuestros criados / las cucarachas corren el riesgo de ser sorprendidas por la noche / me acuerdo de los demás que están pensando en mí / si no quiero hacer una canción, me digo que no me escucharían / a veces pierdo mi energía, y es tuya también la culpa / por usar gafas oscuras y malgastar bastantes palabras. / Siéntate en los bordillos y mira pasar las ruedas / notarás tu espalda encorvada y la cabeza colgándote del cuello / vente un día conmigo, respetaremos todos los silencios / cuida un poco de mí si sabes cuidar de ti mismo. / Paseando por la misma calle te he visto volver la cabeza / buscabas algún fósforo para limpiarte las uñas / cuando en la madrugada noto que mi cuerpo se mueve / me encuentro triste y cansado de repetir mi canción.
San José De Arimatea
Kiko Veneno

A la caída de la tarde / San José de Arimatea / dejó la radio en el suelo y se puso a bailar. / No pensaba en el trabajo que había puesto en su hacienda / y siempre había sospechado quién le robaba las almendras / pero esta vez lo vio y lo invitó a fumar. / No tenía ningún callo / que lo avisara de tormenta / nunca supo distinguir la estrella polar. / Sentado bajo la higuera recogía con cuidado / el fruto que los pájaros habían ya picoteado / y guardaban para él su mayor dulzor. / Y si a veces ayunaba / no era que nadie lo tentaba / era sólo por ver nuevos colores en el sol. / Bajaban por el monte turbas evangelizantes / que habían hallado el camino de la salvación. / San José que era muy viejo y se lo hacía de incógnito / levantó su cara al cielo y lo abrazó con los ojos / Guardó la piedra en la bolsa y se fue a descansar.
No Pido Mucho
Kiko Veneno / Miguel Martí Pol

No pido mucho / poder hablar sin cambiar la voz / caminar sin muletas / hacer el amor sin que haya que pedir permiso / escribir en un papel sin rayas. / O bien si parece demasiado / escribir sin tener que cambiar la voz / caminar sin rayas / hablar sin que haya que pedir permiso / hacer el amor sin muletas. / O bien si parece demasiado / hacer el amor sin que haya que cambiar la voz / escribir sin muletas / caminar sin que haya que pedir permiso / hablar sin rayas. / O bien si parece demasiado…